Castle Of Illusion

Disney fue antaño una gran compañía de videojuegos. Cada lanzamiento suyo era sinónimo de éxito, no de oportunismo comercial con motivo de una película. No lanzaban un juego con un desarrollo breve y en unas condiciones que no hacían justicia a la película. Hacían juegos de los buenos, de los que aún se recuerdan. Ya repasamos en su día joyas como Aladdin o El Rey León, y hoy nos toca adentrarnos en otra aventura memorable, esta vez de la mano de Mickey: Castle Of Illusion. ¡Adelante!

SEGA Mega Drive fue la primera plataforma que recibió este Castle Of Illusion en el año 1990, ya que un año más tarde saldría para Master System y Game Gear en dos adaptaciones realmente dignas y cada una con sus características. El juego lo creo la misma SEGA, con la intención de competir directamente con los juegos de Disney para las diferentes consolas de Nintendo. El riesgo era notable, una mala adaptación haría que SEGA dejase de lado esta licencia o que incluso Disney se desmarcase de la compañía nipona.

El argumento es realmente simple. Mickey debe salvar a Minnie, que ha sido secuestrada por una bruja de nombre Mizrabel. Deberemos, por tanto, atravesar los diferentes mundos hasta encontrar a Minnie. El juego es un plataformas al más puro estilo Mario. Tendremos que saltar encima de los enemigos con el culo o dispararles manzanas, las mismas que iremos recogiendo a lo largo de cada nivel. Un planteamiento sencillo que nos permite disfrutar de los gráficos y que nos divirtamos.

Los gráficos son muy coloridos. Cada nivel está ambientado en un escenario diferente: un bosque, un mundo de juguetes, un mundo de caramelos, un castillo… Cada uno tiene su ambientación, sus enemigos, sus temas… Una personalización que hace que el juego nos sorprenda a cada paso. Al final de cada nivel conseguiremos una gema que nos servirá para salvar a Minnie tras reunir todas.

El apartado sonoro es igualmente fascinante. Ya en Pixelados le dedicamos un Bit Box, muestra de que no era una banda sonora que simplemente cumplía. El estudio Kamiya vuelve a formar parte de la música del juego, con un éxito más que notable. El compositor detrás de la partitura en el estudio Kamiya es Tokuhiko Uwabo.

El éxito de este juego fue instantáneo, con gran recibimiento por parte de la crítica y el público. Algo que seguramente tuvo que ver con que SEGA lanzase al mercado un año después versiones de Castle Of Illusion para Master System y Game Gear, versiones casi idénticas entre sí y que se diferenciaban del original en unos gráficos más ajustados y unos niveles distintos.

Como conclusión, Castle Of Illusion es un gran plataformas. Un gran juego que, bien es cierto tiene la sombra de Mario siempre, pero al menos es un competidor realmente bueno para el juego de Nintendo. Una aventura que apenas ha envejecido con el paso de los años, sigue siendo igual de divertido que entonces.

Anuncios