Bit Box – Rocky’s Message

Hoy hablaremos de uno de los juegos más entrañables de la compañía japonesa Natsume, un título curioso pero inolvidable de 1993 para la SNES. Y no, no hablamos de Harvest Moon (aunque podríamos) sino de un dúo dinámico de esos que hacen historia. Hablamos de Pocky & Rocky, la sacerdotiza y el mapache que se internan en un mundo sobrenatural y lleno de misterios en un scrolling shooter inspirado en el mundo japonés más tradicional, con una compañía musical digna de este contexto y que se recuerda con mucho cariño.

Seamos sinceros, en occidente es más difícil que este tipo de juegos calen, porque la ambientación, los diseños y la música resultan más bien extraños y ajenos. Pero quizás sea por esta misma razón que el juego tuvo tanto éxito y es tan recordado. Las melodías de Pocky & Rocky son la mezcla perfecta entre música tradicional japonesa y música electrónica, una combinación un tanto rara pero muy efectiva. El autor de esta genialidad es uno de esos compositores menos conocidos pero a la vez más queridos en el mundo de los videojuegos: Hiroyuki Iwatsuki, que trabajó en otros títulos famosos de la SNES como Ninja Warriors o Wild Guns.

El hecho es que como muchos otros juegos de este estilo, aunque la música al principio nos resultaba rara y ajena, el buen nivel del juego nos mantenía pegados a él hasta que las canciones se convertían en parte de nuestro propio mundo. Su característica y originalidad les hace destacar a nuestros oídos hasta después de tanto tiempo, precisamente por esa impresión inicial que causó en nosotros. Nuestro título favorito es “Rocky’s Message”, porque a pesar de que el estilo de la música en todo el juego es más bien lento y nostálgico, esta pieza es una de las canciones más animadas. Una canción feliz, un tanto infantil, que no pierde para nada su temática japonesa pero le inyecta una energía especial.

Por último os recomendamos el álbum que un extenso grupo de fans ha confeccionado como tributo a Hiroyuki Iwatsuki, con versiones de sus temas más recordados y queridos. Sin duda una joya para los amantes de la música de los videojuegos.

Anuncios