Bubble Bobble

Recién nos hemos recuperado de la borrachera de fin de año… ¡Menudo fiestón nos hemos pegado! Y ha sido levantarnos hoy y enterarnos de que han llegado los Reyes. Si es que no hay descanso, todo es una fiesta continua. Así que nosotros hemos decidido seguir celebrándolo con una re-fiesta por todo lo grande, sin pausa ni anestesia, un guateque de los buenos, memorable, como los de antaño. ¿Qué cómo eran las buenas fiestas en los tempranos 90? Pues con un invitado esencial, un videojuego que marcó vidas, el mítico Bubble Bobble. ¡Menudo vicio inicio de año!

Los protagonistas de este juego son dos entrañables dragones que escupen burbujas y que tienen la difícil misión de rescatar a sus novias de las garras del vil y cruel Drunk. Para ello han de atravesar un total de 100 niveles que consisten en pantallas con diferentes obstáculos y plataformas donde deben eliminar a todos los enemigos para continuar a la siguiente. Con las únicas habilidades de saltar y lanzar burbujas hemos de cumplir nuestro objetivo y derrotar a diferentes tipos de enemigos, cada uno con unos movimientos característicos. Pero contamos además con extras y objetos que nos ayudaran en nuestra misión, ítems especiales que nos permiten ganar velocidad, obtener más puntos o saltarnos algunos niveles.El apoteósico nivel final consiste en una batalla temible contra el secuestrados de novias. Acabar con él es probablemente lo único tedioso del juego, ya que es una batalla larga y monótona, donde el enemigo no cambia su estrategia y tienen demasiada vida. Pero el final sin duda merece la pena. Termina todo con una hermosa frase refiriéndose al amor y a la amistad. ¡Pero que no nos engañen! Es todo una tapadera para que no nos demos cuenta de lo más perturbador de todo el juego. Y es que al derrotar al malvado Drunk este se transforma en dos seres llamados “Mama” y “Papa”… Y ya está, sin más explicaciones. Queda en el aire de quién son estos padres, y sobre todo, ¿significa que estaban secuestrados también? ¿O nos están insinuando que los padres son los reyes, digo, nuestros enemigos?

Paranoias aparte, Bubble Bobble fue otro de los muchos exitazo de Taito, quizás incluso el más recordado. Salió en 1986 para arcade y poco después para todas las consolas y ordenadores de la época: Commodore 64, ZX Spectrum, Amiga, Atari ST, MSX, Sega Master System (con un extra de 100 niveles más), Game Boy, PlayStation, Sega Saturn, Nintendo Entertainment System. Con todos los posibles abarcados, logro hacerse un sitio en la memoria de muchos de los actuales treitañeros y veinteañeros que habitan en nuestra sociedad. Y no es para menos, Bubble Bobble es un plataformas excelente, con una dinámica única y un multijugador viciante, y es además uno de esos pocos títulos que incluyen un elemento adicional, un segundo modo de juego que por supuesto no anuncian en el manual: “Se puede jugar borracho”.Se puede y se debe. Está cronometrado, 1 minuto de juego sobrio es todo lo que necesitas para empezar a tararear tímidamente el espectacular e inolvidable tema del juego. Nadie puede resistirse, el cuerpo lo pide. ¿Borracho? sólo hacen falta 5 segundos. Si no me crees, haz la prueba, no te arrepentirás.TANANANÁ!… TANANANÁ!

Anuncios

2 pensamientos en “Bubble Bobble

  1. el mejor juego de todos! los que no lo han probado deberian hacerlo! y cuanto antes!!

  2. Saludos, en verdad es uno de los juegos que mas me han gustado y marcado, me encantaría tenerlo y poder disfrutar de él, agradecería enormemente alguna indicación al respecto. Gracias.

Los comentarios están cerrados.