Bit Box – Totaka’s Song

Algunos lo consideran un misterio, otros una curiosidad, y otros (la mayoría) ni siquiera saben de su existencia. Hoy hablaremos de una extraña melodía secreta que se esconde detrás de una serie de títulos totalmente diferentes, a los que sólo unen dos elementos en común: Nintendo y el compositor Kazumi Totaka. Durante años esta melodía ha permanecido como una de las curiosidades menos conocidas del mundo de los videojuegos, y aún es mucho lo que queda por indagar y buscar en esta historia musical. En este Bit Box os traeremos una historia llena de oscuros secretos y muchos pero muchos minutos perdidos, es la historia de “La Canción de Totaka“.

Nadie sabe quién fue el primero en descubrirlo, ni cuándo empezó esta historia, pero hasta hace poco tiempo se pensaba que el comienzo de todo estaba en un título de la SNES, de 1992, llamado Mario Paint el mejor videojuego jamás creado. Cierto día, un frikazo de cojones que se aburría en su casa descubrió que si en la pantalla de inicio del juego presionabas con el puntero la letra “O” del título “Mario Paint”, una extraña melodía comenzaba a sonar. El rumor se extendió, pero aquello quedó en curiosidad.

El tiempo pasó, y un buen día uno de aquellos míticos frikis se volvió a encontrar con esa melodía tan misteriosa, sólo que esta vez era en un juego totalmente diferente, The Legend of Zelda: Link’s Awakening. En este juego había un carismático personaje que se dedicaba a secuestrar ranas distraídas con desconocidos propósitos. Si permanecías en casa de este individuo durante 2 minutos y 30 segundo, sonaba la misteriosa melodía.

Muy pronto empezaron a saltar las alarmas, y los títulos donde se podía escuchar la “canción secreta” salían de las piedras: Super Mario Land 2, Yoshi’s Story, Luigi’s Mansion, Animal Crossing, Pikmin 2, e incluso un título mítico de la Virtual Boy: Wario Land. Hasta el día de hoy, el título más antiguo donde se encuentra escondida esta melodía es un juego de Game Boy que sólo salió en Japón, un shooter de naves en primera persona llamado “X“, y que salió al mercado sólo unos meses antes que Mario Paint, en 1992.

El hilo que unía a esta misteriosa melodía de 19 notas, era un joven japonés llamado Kazumi Totaka, compositor, músico y encargado del sonido de todos estos títulos que hemos comentado antes. La saga donde más ha participado, y que sin duda le ha dado más fama, es la de Animal Crossing, un juego donde la música es imprescindible. Uno de los personajes más característicos de este juego es un perro cantautor y drogadicto que se dedica a regalar canciones, y que recibe por nombre Totakeke, el apodo de nuestro artista de la semana.

Sin duda una forma muy original de aparecer “como quien no quiere la cosa” en un videojuego, pero Totakeke, tan cachondo y simpático, ya se dedicaba desde hacía tiempo a hacer esto, “firmando” los títulos en los que trabajaba escondiendo en ellos una pequeña melodía característica, muy difícil de encontrar, la llamada “Canción de Totaka“.

Lo curioso de toda esta historia es que cada cierto tiempo aparecen noticias del descubrimiento de la canción de Totaka en un juego diferente. La comunidad de los nintenderos más frikis se ha movilizado para localizar la melodía en el resto de títulos en los que ha participado Totakeke, como Wii Sports, Wave Race 64, Wii Music, Super Smash Bros. Brawl, e incluso en un título extraño de la DS sobre recetas de comida saludables (que sólo salió en Japón, como era de esperar), pero a día de hoy no se han encontrado. Escondida en las tinieblas, esta melodía misteriosa se encuentra a la espera de que un friki sin oficio y sin novia vea recompensadas sus horas de aburrimiento y ociosidad.

Anuncios