Earthworm Jim

Juegazo el que hoy os traemos para vuestro disfrute. Un juego protagonizado por una lombriz con mucha mala leche nunca puede ser malo y con Earthworm Jim se cumple esta norma que me acabo de inventar. Si encima dispara a seres igual de raros que él entonces tenemos una fórmula perfecta. Pasad, pasad y ved con vuestros propios ojos:

Sigue leyendo

Bubble Bobble

Recién nos hemos recuperado de la borrachera de fin de año… ¡Menudo fiestón nos hemos pegado! Y ha sido levantarnos hoy y enterarnos de que han llegado los Reyes. Si es que no hay descanso, todo es una fiesta continua. Así que nosotros hemos decidido seguir celebrándolo con una re-fiesta por todo lo grande, sin pausa ni anestesia, un guateque de los buenos, memorable, como los de antaño. ¿Qué cómo eran las buenas fiestas en los tempranos 90? Pues con un invitado esencial, un videojuego que marcó vidas, el mítico Bubble Bobble. ¡Menudo vicio inicio de año!

Sigue leyendo

Streets Of Rage

En 1991 las calles fueron un poco más seguras. La culpa no la tuvo el aumento de agentes de policía, ni una mayor inversión en educación por parte de los gobiernos. El mérito hay que dárselo a SEGA, que lanzó al mercado un juego que ha pasado a la Historia del ocio electrónico: Streets Of Rage, un yo-contra-el-barrio gracias al cual los chavales aprendieron técnicas de defensa como la clásica patada-en-los-cojones. Si queréis saber más (y si no también) sobre semejante obra maestra, seguid leyendo…

Sigue leyendo

Castle Of Illusion

Disney fue antaño una gran compañía de videojuegos. Cada lanzamiento suyo era sinónimo de éxito, no de oportunismo comercial con motivo de una película. No lanzaban un juego con un desarrollo breve y en unas condiciones que no hacían justicia a la película. Hacían juegos de los buenos, de los que aún se recuerdan. Ya repasamos en su día joyas como Aladdin o El Rey León, y hoy nos toca adentrarnos en otra aventura memorable, esta vez de la mano de Mickey: Castle Of Illusion. ¡Adelante!

Sigue leyendo

Aladdin

Muchos de nosotros hemos crecido con las películas de Disney, entre las cuales Aladdin ocupa un lugar privilegiado. Su adaptación a videojuego no es, como suele suceder hoy día, un producto del montón cuya única finalidad es ampliar los beneficios de la película aprovechando su tirón. Aladdin es un gran plataformas que no ha perdido ni pizca de su frescura original.

Sigue leyendo