Pitfall!

Que Indiana Jones es el mejor arqueólogo de la Historia no tiene ninguna duda. Que la trilogía – antes muerto que reconocer a la cuarta película – es un imprescindible del cine de aventuras y del cine en general tampoco admite ninguna objeción. Y a nadie le amarga un buen juego de aventuras. Así que si juntamos videojuego con aventuras al más puro estilo Indiana Jones, el éxito está asegurado. Adéntrate en la selva con nosotros, pero cuidado con ese cocodrilo que… ¡te dije que tuvieses cuidado!

Corría el año 1982. En la Atari 2600 vio la luz un juego de plataformas de la mano de Activision. Pitfall! – Pitfall Harry’s Jungle Adventure que es el título completo del juego, tiene un objetivo muy simple: hay que sortear diversos obstáculos y conseguir diferentes reliquias en veinte minutos como máximo sin desperdiciar las dos vidas que tenemos. Un planteamiento sencillo que se vuelve más complicado cuando nos ponemos a jugarlo, y es que los saltos están medidos al milímetro. Pitfall Harry, que es el nombre del protagonista, deberá saltar encima de cocodrilos, escorpiones, serpientes, fosos con lianas colgantes, lagos… una variedad que, con combinaciones, va haciendo más y más complicada nuestra misión.

Gráficamente, el juego es un producto de su época y como tal hay que abordarlo. No es un juego que haya envejecido mal, pero debe tenerse en cuenta las limitaciones técnicas existentes entonces. Las capacidades técnicas de la Atari 2600 están al alcance de cualquiera que sepa descifrar semejante maraña de números y letras raras, pero Pitfall! las aprovechaba al 100%. Varios colores, sprites animados… todo se veía y se movía con fluidez.

Como podéis deducir a estas alturas, Pitfall! fue un éxito rotundo. Las adaptaciones a otras consolas se sucedieron a casi todas las consolas y ordenadores domésticos de éxito del momento: Commodore 64, ColecoVision, Intellvision, Atari 800 y TRS-80 Color Computer fueron las que pudieron disfrutar de las aventuras de Pitfall Harry. Unas aventuras que llevan la firma de su diseñador, David Crane, en una época en la que los nombres de los creadores de los videojuegos comenzaba a trascender. Además de estas adaptaciones, con mayor o menor fidelidad al original, también se produjeron varias continuaciones, llegando hasta nuestros días.

Como conclusión, Pitfall! fue un juego realmente bueno a principios de los años 80 y aún a día de hoy se deja jugar y, lo que es más importante, disfrutar. Ya lo habré dicho en otras entradas, pero hay que saber reconocer el buen diseño artístico de un juego y las mecánicas de juego acertadas. Mueres en Pitfall! no por un error del juego, sino por que no has saltado en el momento acertado por ejemplo. Es uno de esos juegos que te enseña a ser mejor jugador. No eres el mismo jugador antes que después de haber pasado por aventuras como la que hoy nos ocupa. Y juegos así son dignos de aplauso.

Anuncios

Un pensamiento en “Pitfall!

  1. Pingback: E.T. The Extra-Terrestrial | Pixelados

Los comentarios están cerrados.